Las diez mejores formas de eliminar el miedo a hablar en público

Muchos estudiantes universitarios temen hablar en público más que caer en un foso de serpientes, ser atacados por un caimán o nadar con tiburones. Un estudiante frustrado pasó por mi oficina una mañana. Se estaba especializando en ingeniería y había estado persiguiendo su título durante más de 6 años. Compartió una historia de intentar tomar el curso de oratoria varias veces y sentirse abrumado por el miedo de dar un discurso frente a una audiencia de estudiantes. Decidió que el curso que yo estaba impartiendo era su última oportunidad. Después de experimentar varios fracasos, tomó la decisión de dejar la carrera de ingeniería si no aprobaba mi clase de oratoria. Le dije que el éxito en mi curso era posible. También le informé que no se puede eliminar la ansiedad que acompaña a dar un discurso. Le expliqué además que hay varias maneras de manejar la ansiedad de hablar en público.

Hay muchas formas de gestionar el miedo a presentar un discurso. Aquí está mi lista Top 10 de sugerencias:

1. Prueba la pose de poder. Antes de su presentación, busque un lugar privado y párese con una postura poderosa. Por ejemplo, piense en la pose utilizada por Wonder Woman o Superman. Los investigadores de power posing indican que estar de pie durante unos minutos con una postura poderosa te dará más confianza cuando llegue el momento de hablar.

2. Tómese unos minutos para ubicar la sala donde está hablando, verifique la iluminación y la tecnología. El miedo a lo desconocido aumenta la ansiedad. Recuerdo haber asistido a una convención en un gran hotel de Detroit. Por la noche visité la sala donde presentaría al día siguiente. También vi a otros presentadores revisando sus salas de presentación. Me sentí más cómodo al día siguiente porque estaba familiarizado con el entorno y la tecnología de la sala.

3. Haz algo de ejercicio. La investigación médica demuestra el valor del ejercicio diario para reducir la ansiedad. El día de su presentación, camine a paso ligero o haga algunos ejercicios para relajarse. Pero no te excedas. No querrás aparecer ante tu audiencia como si acabaras de terminar un maratón.

4. Evite la cafeína. Las bebidas energéticas, el café y demasiado chocolate negro para algunos oradores aumentarán su ansiedad. Los gestos nerviosos, la voz y los problemas con tu contorno pueden ser el resultado de demasiada cafeína en tu dieta.

5. Tome algunas respiraciones profundas. Respirar profundamente reducirá la frecuencia de tu pulso. Tomar algunos descansos profundos antes de la presentación lo ayudará a relajarse.

6. Sigue respirando. Los especialistas en emergencias dicen que muchas víctimas de un trauma dejan de tener hábitos de respiración regulares. A menudo le indican a la víctima que se concentre en su respiración y regrese a un patrón de respiración regular. Si su discurso es una experiencia traumática para usted, entonces es importante pensar en sus patrones de respiración.

7. Pausa por un minuto. Los oradores profesionales utilizan esta técnica. Está bien hacer una pausa de uno o dos minutos antes de comenzar su discurso. Es una excelente manera de enfocar su mente en el esquema del discurso y alejarse de sus sentimientos de ansiedad.

8. Usa afirmaciones positivas. Nuestras mentes funcionan como un escenario. No puedes tener pensamientos positivos y negativos en el escenario de tu mente al mismo tiempo. Los pensamientos negativos empujarán a los positivos fuera del escenario. Piensa en pensamientos positivos. Imagina a tu audiencia dándote una ovación de pie al final de tu presentación.

9. Ver imágenes enriquecedoras. Investigaciones recientes indican que ver imágenes positivas, afectuosas y cariñosas aumentará su confianza y reducirá la ansiedad. Busque una foto de un familiar o amigo, o de su mascota, perro o gato. Concéntrese un par de minutos en las imágenes y observe cómo se desvanece su ansiedad por hablar.

10. Practica, practica, practica y luego practica un poco más. Practicar es la mejor manera de controlar la ansiedad. Los oradores profesionales ensayan sus discursos de 10 a 12 veces.

La ansiedad por hablar en público es una forma de vida para muchos presentadores. Aprende a canalizar la ansiedad en energía en tu presentación. La próxima vez que sienta ansiedad por hablar, piense en las muchas formas que puede usar para manejar esa ansiedad y presentar un gran discurso.

Deja un comentario